Los consumidores y consumidoras votamos con nuestro dinero. Con cada euro que gastamos estamos diciendo que sí a una cierta opción de consumo. Una masa crítica de consumo despierta el apetito de la oferta, que motiva las empresas y entidades a innovar y lanzar nuevos productos. Es la famosa ley de la oferta y la demanda.

 

Motor generador

En el mundo de la alimentación saludable, las mujeres se llevan la medalla de oro del motor generador. Ya en los años 70, época en que nació el sector de la alimentación ecológica, las mujeres fueron pioneras en el consumo. Ya de entrada, demostraron tener más conciencia de los beneficios de llevar una dieta saludable que los hombres. Esta tendencia se ha mantenido y hoy en día, aunque la demanda se está equilibrando, las mujeres siguen siendo más proactivas en el consumo de alimentos ecológicos. Dentro del grupo de mujeres, las madres de menos de 35 años (millennials) están teniendo un papel clave: su motivación para ofrecer productos saludables a los hijos está repercutiendo muy positivamente en el crecimiento del sector bio.

 

Industria alimentaria y sostenible

Dentro de la industria alimentaria, las mujeres también tienen un rol fundamental, con nombres importantes sobre la mesa como Ángeles Parra (directora Biocultura), Laura Erra (directora Liquats Vegetals) y Sara Muñoz (directora de El Granero Integral), una de las empresas elaboradoras y distribuidoras de productos ecológicos más grandes de España.

En el mundo ecológico y de impacto social tenemos un gran abanico de mujeres formidables que trabajan duro para la defensa y la expansión de modelos económicos más sostenibles y justos:

  • Nuria Cantí, directora de Hortec. Hortec es una cooperativa agraria creada en 1991 que aglutina una veintena de agricultores ecológicos dentro del territorio català.
  • Pepita Perich, directora de la Fundación Ramon Noguera. La Fundación Ramon Noguera está al frente de Alimentos Onyar, entidad elaboradora de pastas y pizzas ecológicas que tiene como misión la contratación de personas con discapacitat.
  • Alba Rojas, directora de Frescoop y MengemBages y ganadora del premio eWoman al mejor negocio. Frescoop es una cooperativa de iniciativa social que promueve el consumo de productos frescos de proximidad, sostenibles y ecológicos. MengemBages trabaja con productores locales de Manresa y el territori.
  • Diana Amigo, socia fundadora de la Cooperativa Quèviure. Quèviure es la primera distribuidora mayorista de consumo responsable.

En este campo, no podemos dejar de mencionar una mujer de energía imparable: María Colomer, socia fundadora de Bioconsum, central de compras de alimentos ecológicos establecida hace 20 años y entidad creadora de la Cooperativa Molsa. María también es la propietaria de Molsa Colomer en Badalona. Su energía incansable y siempre positiva ha sido un motor en el proceso de unión del sector de las herboristerías y dietéticas de siempre, y su labor ha proporcionado herramientas para mejorar el trabajo en común y garantizar la supervivencia del sector.

 

Maria Colomer

 

¿Sabías que la Cooperativa Molsa está formada por un 80% de mujeres? ¡Vamos!