Entrevista con Susana Castells, gerente de Eco Castells.

 

Susana Castells, gerent d’Eco Castells, empresa elaboradora d’arrossos ecològics al Delta de l’Ebre.

Eco Castells es una empresa familiar dedicada a la elaboración de arroces ecológicos. Susana Castells, gerente de la empresa, nos cuenta un poco más sobre la importancia del cultivo ecológico en el Delta para la conservación de la biodiversidad de la zona y habla con nosotros sobre otros temas interesantes.

 

Sois una familia de 4 generaciones de arroceros. ¿Cuál es tu cargo dentro de Eco Castells y desde cuándo hace que estás trabajando en la empresa?

Soy la gerente de la empresa. Mi bisabuelo y mi abuelo se dedicaron al cultivo del arroz pero fue mi padre quien comenzó a trabajar más a fondo con la conservación y mejora de las variedades de arroz. Hace más de 30 años comenzó a conservar las variedades tradicionales para poder mejorarlas con posterioridad. Eco Castells es la continuación de aquel desazón que comenzó con la necesidad de conservar las variedades tradicionales y que más adelante han hecho que también intentamos mejorar con la forma de cultivar el arroz. Intentando que fuera de una manera más respetuosa con el medio ambiente.

¿Cómo han evolucionado las técnicas de cultivo de arroz en el Delta y cuándo decidisteis cambiar a la agricultura ecológica?

Si nos ponemos a pensar cómo se cultivaba el arroz en los años 80 y cómo lo estamos haciendo actualmente, es como la noche al día. Fue hacia 2008 cuando mi hermano y yo decidimos dar el paso hacia el cultivo ecológico. Viendo el trabajo que había hecho nuestro padre con la mejora de las variedades existentes y la obtención de nuevas variedades, consideramos que había que dar un paso adelante en la mejora de la calidad ambiental del Delta del Ebro. Somos una zona muy importante a nivel de aves dentro de Europa y hay que darle el valor que se merece. Por este motivo, decidimos apostar por la agricultura ecológica.

¿Por qué decidisteis apostar por el cultivo ecológico?

Por un lado, para intentar recuperar la armonía. Creemos que hay que respetar la biodiversidad tan rica que hay en nuestra tierra y hay que apostar por hacerlo desde el respeto por el entorno. Pero también nos ha movido la parte vinculada a la alimentación y la salud. En dos frases podemos definirlo: «somos lo que comemos» y «que el alimento sea nuestra medicina». Con la agricultura convencional nos hemos dedicado a producir comida sin tener en cuenta a qué costo ambiental lo hacíamos ni cómo afectaba a nuestra salud todas las moléculas químicas que hemos utilizado en la agricultura y la ganadería. Hay que hacer una reconsideración y revalorizar todos estos aspectos no tenidos en cuenta.

¿Qué diferencia hay entre un arroz ecológico y uno no ecológico? ¿En qué consisten las prácticas de cultivo eco en el sector del arroz?

Lo que diferencia principalmente un sistema del otro es que en el arroz ecológico no se utilizan sustancias de síntesis, como herbicidas, fungicidas o insecticidas, ni abonos químicos. Tienes que aprender a convivir con el entorno y recuperar la armonía antes existente. La fertilización la realizamos con gallinaza que compostamos previamente. La parte de manejo de plagas la realizamos intentando estimular las defensas inmunológicas de la planta del arroz mediante aminoácidos y extractos de algas. De todos modos, la parte más complicada del cultivo del arroz en ecológico es el control de las hierbas. Al no poder realizar rotación de cultivo, en los campos va proliferando la presencia de hierbas que causan competencia directa con la planta de arroz, lo que afecta directamente a la producción por hectárea. Actualmente estamos estudiando diferentes sistemas de control entre los que destacamos la alternancia con diferentes sistemas de siembra y la realización de prototipos para hacer escarda mecánica. Pero estamos todavía en pruebas y en pleno desarrollo de estas técnicas.

¿Cuál es la fauna y flora típica de la zona?

Quizás el más conocido es la importancia en fauna avícola por ser uno de los sitios de hibernación de aves más importante de Europa, pero la importancia del catálogo de flora es también muy significativa. Los últimos catálogos dan más de 500 especies de comunidades vegetales diferentes.

En la avifauna del Delta destacan las anátidas, limícolas y aves marinas. Pájaros como el ánades reales, el avetorillo o la garcilla cangrejera, la garza imperial, el flamenco, las fochas, el calamón y un largo etcétera, se encuentran afortunadamente en muchos rincones del Delta y es relativamente fácil irlos viendo cuando paseas.

Y por lo que respecta a la flora, podemos hablar, por ejemplo, de los sosales o saladares, los colmillos o el bosque de ribera. Los sosales, con plantas muy adaptadas a la sal, se encuentran, sobre todo, en los puntos de contacto del Delta con el mar y es muy curioso porque dan a la zona donde están un paisaje muy característico. En cuanto a los colmillos, que son pequeños lagos de agua dulce, podemos ver diferentes especies de nenúfares y otras plantas de agua como la lengua de oca. Y finalmente hablar del bosque de ribera, que aparece en los bordes del Ebro. Se destaca por la cantidad de árboles diferentes que encontramos, como el sauce, el verso o los Olmos, y que le dan un paisaje único.

 

¿Cómo se ha visto afectada la biodiversidad por el cultivo de arroz en las últimas décadas?

Durante los años 70 y 80 el uso de plaguicidas no selectivos y utilizados de forma masiva comportaron que la biodiversidad y la cantidad de fauna se vegas fuerza afectada. Afortunadamente, el agricultor en general ha ido tomando conciencia, bien sea por convicción o bien por obligación, y actualmente la gama de plaguicidas que se pueden utilizar es limitada y muy selectiva. Como ejemplo, podemos poner que ahora se ven muchas ranas en los campos del Delta y hace unas décadas casi no había.

 

¿Cómo puede ayudar la agricultura ecológica en la conservación de la biodiversidad del Delta?

Al no aplicar plaguicidas, los campos de arroz ecológico se convierten en reservorios naturales de fauna y flora. Aunque la flora puede convertirse en competencia con la planta del arroz, lo que hay que hacer, se compatibilizarlo. Lo mismo ocurre con la fauna. Los hay que se alimenta del propio arroz y los hay que le es beneficiosa. Por ejemplo, los murciélagos se alimentan de mariposas que cuando estando en el estado de crisálidas se alimentan de la planta del arroz. Lo que hay que hacer es encontrar el equilibrio y de esta manera, el sistema global se ve beneficiado.

 

¿Hay muchos arroceros bio en el Delta o en sueldo pocos?

Desgraciadamente somos muy pocos los agricultores ecos en el cultivo del arroz. La superficie total de arroz eco está por debajo del 1% en relación al cultivo convencional. Un cultivo en agua es bastante complejo por sí solo. Si además el cultivas con prácticas ecológicas, tienes que estar muy convencido del por qué haces cultivo ecológico y dedicar mucho tiempo y esfuerzo. Nosotros animamos a los agricultores jóvenes que prueben y se impliquen.

 

Cuéntanos un poco más sobre tu relación con la naturaleza y la conservación del Delta.

Yo soy una persona muy «animalera», es decir, que me gustan mucho los animales. Por ejemplo, cuando es la época que nacen los patos, mucho de ellos caen en el canal y si no se quitan, mueren ahogados. Pues desde pequeña, que voy a sacar patos del canal con grupos de voluntarios que lo hacen. Es muy gratificante estar en el campo y ver y sentir toda la fauna que tenemos en el entorno. Es mágico. Y cuando ves todas aquellas personas que vienen a ver los pájaros y tu estás viviendo y trabajando en este paraje, es cuando aún eres más consciente de la suerte que tienes de vivir donde vivos y de poder trabajar activamente para que sea siendo así.

 

Su envase es de papel. ¿Por qué escogió este tipo de material de envasado?

Estamos utilizando envase de papel porque queríamos empezar a utilizar productos diferentes al plástico que normalmente se utiliza en arroz. Creemos que hay que ir incorporando materiales reciclables y, dentro de lo que se pueda, con tamaños lo más ecológicos y respetuosos posibles.

 

¿Cuántos familiares forma parte de la empresa actualmente? ¿Nos puedes explicar un poco más sobre los orígenes de Eco Castells y el equipo que la puerta actualmente?

Dentro Eco Castells estoy yo como gerente pero con el apoyo de mi padre y mi hermano, los que están más involucrados con otros proyectos. Última venden mis sobrinos y esperamos que en un futuro se vayan incorporando a la empresa. Aparte de yo, a Eco Castells está el Juan que gestiona el apartado comercial y el control del cultivo de arroz y Montse y Ivan que apoyan todas las tareas del almacén.