Una correcta dieta detox debe tener como objetivo eliminar toxinas de manera gradual y efectiva, garantizando la ingesta de buenos nutrientes. Las verduras verdes ecológicas son, sin duda, los alimentos estrella de una dieta depurativa, ya que están llenas de enzimas y nutrientes que promueven la salud general y la desintoxicación. Cada vez que consumes verduras verdes, literalmente, limpiezas tus tripas y tu cuerpo, el refrescas y le aportas energía. Las verduras verdes oscuras limpian el organismo desde dentro hacia fuera. Además, aportan vitaminas, calcio y clorofila, muy importantes para la fijación del hierro y la desintoxicación de metales pesados.

Las verduras más desintoxicante son las más verdes, como la kale, las espinacas, las acelgas y las algas, pero no son las únicas: el apio y la remolacha son también excelentes eliminadores de toxinas. Te las puedes comer crudas, en batidos y zumos verdes, al vapor, solas o acompañadas de una sabrosa salsa detox. Las opciones son múltiples.

 

Las verduras más detox

Espinacas

Tienen un gran contenido de vitamina A, C, E y K. También nos aportan ácido fólico, calcio, yodo, fósforo, sodio, magnesio, potasio, carotenos y aminoácidos muy valiosos. Es un alimento alcalinizadora y un gran laxante natural.

Acelgas

Tienen vitamina C, vitamina A, vitamin E potasio, calcio, hierro, magnesio, yodo y, como todas las verduras de hoja verde contienen ácido fólico. Tienen efecto alcalinizante y ayudan a depurar nuestro cuerpo.

Kale

Contiene mucha cantidad de hierro, calcio, vitamina C y vitamina K. Es un alimento muy depurativo, la vitamina K es muy indicada en enfermedades asociadas a las demencias mentales y la salud de los huesos.

Diente de León

Tiene una gran cantidad de vitamina A, C y D y es rica en hierro. Tiene efectos diuréticos y laxantes, purifica los riñones y estimula el apetito. Aumenta la producción de glóbulos rojos.

Algas

Las algas son un alimento vegetal de características muy potentes. Algunos tipos de algas tienen más calcio que el queso, más hierro que la carne y más proteína que los huevos. Cada tipo de alga tiene un perfil nutricional específico pero todas contienen un gran número de minerales, vitaminas, aminoácidos y oligoelementos, incluyendo ácidos grasos Omega-3. Más información aquí.

Apio

Tiene una alta cantidad de vitamina A, B1, B6 y C. Tiene mucho potasio, ácido fólico, magnesio, fósforo y sodio. Es un gran alcalinizadora de la sangre. Es diurético y un laxante natural. Excelente, pues, para eliminar toxinas.

Remolacha

Es una gran acumuladora de nitratos. Contiene una alta cantidad de vitaminas C1, B1 y B2, y altas concentraciones de potasio, hierro y sales de manganeso. Es un gran alcalinizadora de la sangre. Favorece las funciones de eliminación de toxinas del cuerpo a través del hígado, la vesícula biliar y los riñones.

 

Cómo cocinarlas

Crudas en ensaladas

Las verduras verdes contienen la máxima cantidad de nutrientes disponible en su versión cruda. Cocinar la comida a más de 50 ºC hace que la mayoría de las enzimas contenidos en los alimentos mueran, y esto condiciona el nivel de nutrición y efecto alcalino.

Una buena manera de comer verduras crudas es en forma de ensalada. No pienses sólo en ensaladas verdes, hay muchas ensaladas creativas que pueden satisfacer tu paladar a la vez que te aportan riqueza nutricional. Abajo te presentamos algunas ideas.

 

Amanida de kale amb tires d’alvocat, daus de pera, pinyons i salsa detox a base de suc de llimona i oli d’oliva.

 

Amanida d’espinacs amb fruites del bosc i nous de pacaner amb salsa vinagreta.

 

Mesclum de fulles verdes amb daus de tofu, tomàquet, ceba, nous, salsa de soja i oli d’oliva.

 

Crudas en zumos y batidos verdes

Los zumos y smoothies verdes son bebidas hechas con verduras, sobre todo de hoja verde, y con fruta, que aporta un toque de dulzura. Las bebidas verdes son una inyección “expreso” de enzimas, vitaminas y minerales. Tomando una bebida verde ingerimos de una sola vez dosis concentradas de nutrientes muy valiosos para el organismo y una gran cantidad de fitonutrientes, que reposando al cuerpo vitaminas y minerales, necesarios para su vitalidad.

Por ejemplo, si en vez de tomar una bebida de verduras verdes a base de espinacas optásemos por una ensalada de espinacas, necesitaríamos comer muchas para conseguir el mismo número de vitaminas y minerales.

Más información sobre este tema en nuestro artículo ¡Súmate al carro de las super bebidas verdes!

Al vapor

Cocinar las verduras verdes al vapor es una mucho mejor opción que hervirlas o saltearlas, ya que al vapor conservan el mayor nivel de nutrientes. Como regla general, es mejor mantener el tiempo de cocción, la temperatura y la cantidad de líquido al mínimo.

Hervir las verduras hace que las vitaminas solubles se filtren al agua. Así pues, a menos que tu intención sea beber el agua junto con tus vegetales en forma de sopa, estas vitaminas suelen tomarse y terminar en el fregadero. El vapor es una forma más suave de cocinar para que las verduras no entran en contacto con agua hirviendo.