Si notas presión en la parte inferior de la pelvis, escozor al orinar y necesitas ir muchas veces al baño, es muy posible que tengas cistitis, un tipo de infección de orina en la época de verano. Las infecciones de orina proliferan en verano, de hecho es de las infecciones más típicas de la temporada. El calor, el sudor y los baños favorecen un ambiente húmedo que encanta, literalmente, a hongos y bacterias.

 

¿Cuáles son las causas de las cistitis?

La cistitis es una infección de orina muy común que se caracteriza por un dolor intenso en el tracto urinario (ardor) y la necesidad persistente y urgente de orinar a pesar de no tener pipi. La cistitis afecta sobre todo a mujeres y es provocada normalmente por bacterias, como la Escherichia coli, aunque su aparición también puede ser provocada por otras causas tales como alteraciones de la flora vaginal, hongos, la falta de lubricación y frecuencia de las relaciones sexuales, el mal uso de los antibióticos y un sistema inmunológico debilitado.

Una infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos dentro del tracto urinario. La cistitis es la infección de orina localizada en la vejiga, que afecta sobre todo a mujeres de entre veinte y sesenta años. Los hombres pueden sufrir infecciones del tracto urinario pero los casos son 50 veces menos frecuentes que en mujeres, la razón siendo que la uretra masculina es más larga.

 

¿Como podemos prevenir y curar una cistitis?

Para prevenir y curar la cistitis, recomendamos tomar suplementos naturales de arándano. El saber popular siempre ha adjudicado el poder curativo y preventivo de las infecciones de tracto urinario a los arándanos rojos. Ya en la época de los griegos y de los romanos, y más tarde en el siglo XVI, se utilizaban los arándanos rojos en forma de fitoterapia para tratar las piedras del riñón.

Podemos complementar una alimentación saludable con arándanos rojos para eliminar los gérmenes causantes de las infecciones urinarias y la cistitis, ya sea comiendo el fruto fresco, tomando zumos o mediante suplementos. Recomendamos las cápsulas «Nabiu Plus» de nuestra marca propia Nadiu ya que son muy potentes y su relación calidad-precio es muy buena.

Los arándanos rojos hacen una acción antibiótica y antiséptica sobre los gérmenes sin tener los efectos secundarios de los antibióticos. Idealmente, los suplementos de arándano deberían empezar a tomarse tan pronto uno note los primeros síntomas de ardor al orinar. De esta manera evitaremos que la infección aumente y, si somos consistentes en su ingesta (la cantidad recomendada son dos cápsulas al día), conseguiremos que al cabo de unos días termine desapareciendo.

A nivel preventivo, también es recomendable tomar. Un estudio hacer para el Hospital Quirón y el Hospital General Universitario de Valencia comprobó que si se seguía un tratamiento de tres a seis meses con los arándanos rojos como complemento alimentario se conseguía reducir de manera significativa los síntomas.

Además, si consumimos arándanos rojos nos beneficiamos de su poder antioxidante y, por tanto, neutralizamos la acción de los radicales libres nocivos. Los arándanos también van bien para la circulación y la vista.

El arándano es una baya procedente de la familia de arbustos de las ericáceas (género Vaccinium). Los Estados Unidos es el país con más producción, comercialización y consumo del mundo. En Europa destaca Francia, como país productor principal. En España, la producción de arándano se ha disparado, con Huelva a la cabeza.