Llega el mes de junio y nos apetece disfrutar del mar y la playa. Utilizar crema protectora solar cuando estemos al sol es muy importante. Desgraciadamente, las cremas de protección solar convencionales utilizan filtros químicos que pueden perjudicar la salud y contienen ingredientes no biodegradables que dañan el mar y la fauna marina. Desde Molsa, queremos ofrecer una alternativa, es por eso que en nuestras tiendas encontrarás los protectores solares naturales y biológicos biodegradables Alga Maris de Laboratoires de Biarritz. Los protectores Alga Maris utilizan extractos y filtros 100% naturales, como el dióxido de Titan y el Óxido de Zinc, y un poder activo antioxidante patentado (Alga-Gorria®). El Alga-Gorria® es un extracto exclusivo de macro alga roja de las costas vascas. Este activo natural tiene un fuerte poder antioxidante y protege la piel, evitando su envejecimiento prematuro y mejorando su elasticidad.

Alga Maris es una marca creada por surfistas sensibilizados por los efectos del sol y por la contaminación de los filtros solares al mar. Sus productos están formulados con unos ingredientes naturales y ecológicos que proporcionan una eficaz protección contra los rayos UVA y UVB y respetan el medio ambiente. Los productos Alga Maris están certificados por Ecocert y son distribuidos por Naturcosmetika Ecológica, SL.

Productes solars Alga Maris de Laboratoires Biarritz.

 

Alga-Gorria®, un ingrediente innovador

Nuestro cuerpo produce un exceso de radicales libres, especialmente cuando está bajo la influencia de los rayos UVA. Los radicales libres atacan y degradan todas las estructuras celulares, incluidas las células de la piel y causan su envejecimiento. El extracto de Alga-Gorria® desarrollado por el equipo de investigación de Laboratoires de Biarritz tiene un gran poder antioxidante: la concentración utilizada es hasta 5 veces más antioxidante que la vitamina C.

 

¿Qué diferencia hay entre los filtros naturales y los filtros químicos?

Los filtros químicos presentes en las cremas protectoras convencionales son absorbidos por la piel y son nocivos para la salud. Las cremas protectoras naturales sólo llevan filtros minerales, que son benignos.

Los filtros minerales utilizados en las cremas solares Alga Maris disponibles en todas las tiendas Molsa son el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Son filtros inocuos, es decir, no interactúan con la piel. Tienen dos ventajas: no penetran la epidermis y protegen de las radiaciones UV inmediatamente después de su aplicación. Forman una barrera física sobre la piel, como si fuera una película, y protegen de los rayos UVA y UVB reflejándose como si fueran un espejo. Estos minerales no contaminan el ecosistema marino.

Si bien los filtros minerales son inocuos, algunos filtros solares químicos son altamente preocupantes, pues pueden interactuar con la piel y causar problemas graves. Las sustancias con más evidencias de ser peligrosas para la salud son las siguientes:

  • 4-methylbenzylidene camphor
  • Benzofenones
  • Ethylhexyl methoxycinnamate
  • Homosalate

Los ingredientes químicos mencionados son disruptores endocrinos, que significa que alteran el funcionamiento de las hormonas y, por tanto, afectan a funciones como la reproductora, la inmunitaria o el metabolismo. Además, este tipo de filtros químicos sólo son eficaces a los 30 minutos después de su aplicación y contaminan el ecosistema marino.

 

¿Por qué es importante que las cremas solares que utilizamos estén elaboradas con ingredientes biodegradables?

Los protectores solares Alga Maris están formulados con materias primas fácilmente biodegradables. Este factor es importante ya que algunos de los ingredientes que utilizan los protectores convencionales no son biodegradables y cuando se liberan al medio marino, permanecen en él y pueden ser ingeridos por peces y otros animales marinos, lo que les puede causar diversas enfermedades.