Hay intolerancias de las que se habla mucho, como la intolerancia al gluten y a la lactosa. De la intolerancia a la fructosa no se habla tanto, ¿pero sabías que se calcula que un 20-25% de la población no tolera bien la fructosa?

En Molsa queremos dar soluciones a las personas con intolerancias alimentarias ofreciendo productos adecuados a su intolerancia específica. Ya hace tiempo que tenemos una gran gama de productos sin gluten y también tenemos un montón de productos veganos, pero todavía no teníamos demasiadas productos sin fructosa. Es por eso que estamos muy contentos de haber introducido los productos sin fructosa ecológicos de Frusano en Molsa.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué se considera una intolerancia a la fructosa? ¿Qué productos tienen fructosa? ¿Qué alternativas para intolerantes a la fructosa existen? Te lo contamos.

 

¿Qué es la intolerancia a la fructosa?

La fructosa es un glúcido simple que se encuentra en los seres vivos y también de manera natural en frutas, verduras, algunos tubérculos y cereales integrales. La sacarosa (principal componente del azúcar) también tiene.

La intolerancia a la fructosa generalmente se manifiesta con alguno de estos síntomas: flatulencias, dolores de estómago, eructos, diarrea, estreñimiento, periodos de diarrea con estreñimiento, náuseas, vómitos.

 

Cuchara con azúcar blanco refinado. Foto de estoc gratuita.

Tipo de intolerancias a la fructosa

Hay dos tipos de intolerancias a la fructosa:

  1. Intolerancia hereditaria a la fructosa
  2. Intolerancia a la fructosa debido a una malabsorción de la fructosa en el intestino delgado

En los casos de intolerancia hereditaria a la fructosa, el cumplimiento de una dieta adecuada es sumamente importante, ya que este tipo de intolerancia puede provocar daños en los riñones y el hígado. La solución es evitar la fructosa totalmente, consumiendo menos de un gramo de fructosa al día.

El segundo tipo de intolerancia (la malabsorción de la fructosa), en cambio, no es perjudicial para los órganos pero causa síntomas incómodos. Hay personas que toleran más o menos gramos de fructosa al día.

 

¿Qué alimentos tienen fructosa?

La fructosa se encuentra de manera natural en frutas y verduras, y también en granos y cereales integrales y algunos tubérculos. El mayor problema lo encontramos en los productos procesados como los dulces y las bebidas azucaradas, ya que son muy ricos en azúcar (sacarosa) y, por tanto, también en fructosa. Pero no sólo eso, muchos condimentos y conservas también tienen azúcar a su lista de ingredientes. Hay que tener cuidado y mirar bien las etiquetas de los productos.

La tolerancia a la fructosa varía mucho de una persona a otra. En cualquier caso, mantener el azúcar lejos de nuestra dieta es la mejor manera de prevenir el problema. Pero las frutas y verduras son alimentos esenciales para el cuerpo humano. En este sentido, conviene seguir las siguientes reglas:

  1. Di que no a la fructosa de los dulces y procesados.
  2. Diga que a las frutas y verduras que contienen pequeñas cantidades de fructosa.
  3. Si te apetecen dulces elige los de marcas como Frusano, especialistas en productos alimenticios bio libres de fructosa.

Productos sin fructosa Frusano

Productos sin fructosa de la marca Frusano con una caja Molsa detrás.
El mes pasado incorporamos en nuestra tienda online una gran gama de productos libres de fructosa ecológicos de la marca Frusano. En muchas de nuestras 16 tiendas físicas también los encontrarás (a partir del 1 de marzo estarán en todas).

En Molsa online puedes encontrar todos estos productos (hacemos envíos por toda Cataluña):

 

Los productos de Frusano permiten a personas intolerantes vivir y comer con normalidad y poder disfrutar de algún capricho de vez en cuando sin sentir ningún impacto en la calidad de vida. Muchos de los productos de Frusano no sólo son bajos en fructosa o totalmente libres de fructosa, también son aptos para veganos y no contienen gluten. Los productos Frusano no se consideran aptos para diabéticos ya que contienen dextrosa.