🐝  QUEREMOS MÁS ABEJAS!! En el Día Mundial de las Abejas, REBIOLUCÍNATE con nosotros!!!

¿Sabías que la producción de alimentos con metodologías convencionales está haciendo que la población de abejas se esté desplomando? ¡Las abejas son vitales para la producción mundial de alimentos pero los pesticidas están haciendo que enfermen y mueran de manera masiva!

​ 🙋‍♀️  Cuando ELIGES BIO, estás diciendo NO A LOS PESTICIDAS y SÍ A LAS ABEJAS!

🌾  En los campos bio no se utiliza ningún tipo de pesticida ni químico. Esto significa que las abejas pueden volar sin ser fumigadas, alimentarse de polen saludable y trajinar libremente mientras llenan nuestros campos de ese ruido que tanto nos gusta… ¡Zzzzzzzzuuuummmm!

El gran problema: los pesticidas

Cuando hablamos de animales en peligro de extinción, solemos pensar en tigres y osos polares. Pero lo que muchos de nosotros no nos damos cuenta es que algunas especies de abejas también están en peligro de extinción. Y los científicos dicen que si no actuamos ahora, otras muchas están en camino.

Las cifras del problema que sufren los polinizadores son contundentes. El informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés) advierte que el 40% de los polinizadores invertebrados, en particular abejas y mariposas, se enfrentan a la extinción. Se calcula que en Europa el 37% de las poblaciones de abejas están disminuyendo.

Su desaparición podría acabar con el frágil equilibrio de los ecosistemas ya que un 84% de las especies vegetales y un 76% de los alimentos que se producen en el mundo dependen de la polinización que realizan las abejas domésticas y salvajes.

¿Y nosotros desde casa qué podemos hacer para intentar detener esta tendencia? ¡Pues comprar productos ecológicos! Y es que una de las mayores causas de este fenómeno es la exposición de las abejas a los plaguicidas agrícolas, a través de insecticidas, herbicidas, fungicidas y otras toxinas sintéticas utilizadas en la agricultura industrial.

Los neonicotinoides, un tipo de insecticidas, son especialmente perjudiciales para las abejas de miel. Los neonicotinoides pueden aplicarse no sólo como spray, que es tóxico para todos los insectos, sino también como recubrimiento de las semillas. Cuando las semillas se tratan con neonicotinoides, la toxina se transfiere al tejido vegetal y está presente en el néctar y la savia de la planta, que las abejas utilizan para alimentarse.

El uso de estos productos químicos se ha relacionado con extinciones de la población de abejas a gran escala. Tanto es así que la Unión Europea aprobó en 2018 su prohibición en su aplicación como spray, pero no todos los países están implementando esta prohibición. España, por ejemplo, permitió por tercer año consecutivo su uso. Adicionalmente a esto, la ley Europea sí permite el uso de neonicotinoides en invernaderos cerrados y como recubrimiento de las semillas. Es obvio, pues, que la ley es limitada e insuficiente.

Los pesticidas no son las únicas presiones sobre las poblaciones de abejas procedentes de la agricultura convencional. Las abejas necesitan una diversidad de plantas a partir de las cuales recolectar suficiente polen y néctar. La agricultura intensiva disminuye esta diversidad y como consecuencia la calidad de los nutrientes que comen las abejas.

 

Abeja polinizadora

¿Por qué BIO significa más abejas?

La solución definitiva del problema del declive de las abejas en el mundo es la adopción de la agricultura ecológica como única vía.

La agricultura ecológica garantiza una producción sana y sostenible, puesto que protege el suelo, el agua y el clima, promueve la biodiversidad, no contamina el medio ambiente con agroquímicos y respeta la salud de las personas.

La agricultura ecológica protege y apoya la salud de las abejas de dos formas:

Menos exposición a productos químicos tóxicos: los estándares de la agricultura ecológica prohíben el uso de plaguicidas sintéticos y requieren que se utilicen técnicas integradas y naturales de gestión de plagas.
Protección del hábitat nativo de la abeja y su biodiversidad: los productores ecológicos están obligados a gestionar sus campos de forma que mantenga y mejore los recursos naturales. Los campos de cultivo ecológico tienden a tener un paisaje más diverso con más flores para apoyar y alimentar a las abejas.

¡Así que REBIOLUCÍNATE con nosotros por las abejas y compra bio! En Molsa los productos que vendemos son 100% bio: 100% fruta y verdura certificada ecológica, 100% alimentación certificada ecológica, 100% cosmética e higiene certificada ecológica, 100% limpieza del hogar certificada ecológica. ¡Cuándo compras bio estás rebiolucionando el mundo!

 

Campo de fresas ecológicas.