El brócoli se ha convertido en una de las hortalizas más populares de nuestro país, a raíz de sus propiedades nutricionales que incluyen un alto contenido en clorofila y calcio, propiedades anticancerígenas, alto contenido de vitamina A, C y E, aminoácidos, magnesio, zinc y potasio. El brócoli es, ciertamente, muy beneficioso para nuestra salud y tiene muchos parientes que también son muy saludables. Entre ellos seguro que estás familiarizada con la coliflor pero quizás no tanto con el romanesco, el brocolini o el bróquil … ¡Y es que atención! El brócoli y el bróquil no son lo mismo!

 

Brócoli

El bròcoli es una hortaliza de la especie vegetal Brassica oleracea, de la familia de las crucíferas. Tiene grandes cabezas de flores de color verde oscuro, dispuestos en una estructura parecida al árbol que sale de un tallo grueso y comestible. La masa de cabezas de flores está rodeada de hojas. En la cocina las hojas son separadas y no se comen. El brócoli es nativo del Mediterráneo oriental y de Asia Menor. Los italianos fueron los primeros en cultivarlo en tiempos romanos antiguos y se introdujo en Inglaterra y América en los años 1700.

 

Brócoli ecològico

 

Bróquil

Hay personas que creen que a nivel de corrección lingüística deberían decir brócoli en vez de bróquil, ¡pero cuidado! Ambos términos son lingüísticamente correctos y hacen referencia a dos tipologías de hortalizas diferentes. El bróquil es básicamente una coliflor pero de color verde claro. El bróquil tiene unos pedúnculos florales menos estrechos y compactos que la coliflor. También tiene menos clorofila que el brócoli.

 

Bròquil ecològic

 

Brocolini o Bimi

Se trata de un híbrido natural entre el brócoli común y un tipo de col china que se llama kai-lan. Actualmente el brocolini también se cultiva en España. Se diferencia visualmente del brócoli por su tallo alargado, cien por ciento comestible. Su sabor es más suave y tierno que el del brócoli.

 

Brocolini ecològic

 

Romanesco

El romanesco no ha existido siempre en la naturaleza. Es el resultado de cruzar dos variedades de hortalizas: el brócoli y el bróquil. Muchos botánicos creen que fue el resultado de la selección selectiva de los agricultores italianos en el siglo XVI. El romanesco es muy atractivo visualmente. Presenta un estilo elegante, en forma de espiral imaginativa pero simétrica que parece un rompecabezas matemático sin resolver y ofrece una experiencia muy textural y crujiente. Su sabor es parecido al de la coliflor pero con un toque ligeramente más a tierra.

 

Romanesco ecològic

 

Coliflor

Todos conocemos la coliflor. Es blanca y carnosa y cuando la cocinas hace un olor fuerte y suele producir gases. Si la cocinas con comino reducirás efecto y conseguirás que resulte menos flatulenta. La coliflor tiene unos pedúnculos florales muy densos y, al igual que el brócoli, está rodeada de hojas fuertes que no se comen. Al ser blanca no tiene clorofila y, por tanto, es menos antioxidante que el brócoli o el brocolini. Por contra partida, tiene más potasio que estos últimos.

 

Coliflor ecològica

 

 

¡Felicidades! Ahora eres expert@ en la terminología de las crucíferas y escoger las verduras bio que deseas en tu supermercado ecológico (¡esperamos que sea Molsa!) Seguro que te resulta un poco más fácil 😄