Nuestro sistema inmunológico hace un trabajo increíble al defendernos contra los microorganismos que causan enfermedades, pero a veces nos falla y nos ponemos enfermos. ¡Las buenas noticias son que es posible intervenir en este proceso reforzando nuestras defensas!

La época de frío las bacterias y virus nos atacan con mayor facilidad, pero el invierno no es el único momento del año cuando debemos prestar atención. Los meses de otoño son un buen momento para reforzar nuestro sistema inmunológico y ayudarle a estar fuerte de cara a los meses más fríos. ¡Te explicamos los mejores complementos y alimentos para reforzar tus defensas!

 

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es el sistema de defensa natural del cuerpo. Es una compleja red de células, tejidos y órganos que se unen para defender el cuerpo contra los gérmenes invasores. Estos gérmenes pueden incluir bacterias, virus, parásitos e incluso hongos, todos ellos con el potencial de meternos enfermos. Están en todas partes, en nuestros hogares, oficinas, escuelas, cafeterías, restaurantes y patios.

Un sistema inmunológico saludable nos protege creando una barrera que impide que estos microorganismos invasores entren en nuestro cuerpo. Una vez frenados, los ataca y destruye utilizando glóbulos blancos y otros productos químicos y proteínas.

El sistema inmunitario puede reconocer millones de gérmenes distintos y puede producir lo que necesita para erradicarlos casi todos. Cuando funciona correctamente, este elaborado sistema de defensa nos protege y hace que disfrutemos de buena salud.

 

4 complementos alimenticios para reforzar el sistema inmunológico

La naturaleza está llena de sustancias naturales que pueden ayudar a nuestro sistema inmunológico a estar fuerte en aquellos momentos en los que necesita una ayuda extra. ¡A continuación te explicamos los complementos alimenticios que consideramos más potentes!

 

1. Jalea real

Jaleas reales de la marca Royal-Vit de Dietisa.

 

La jalea real es una sustancia que segregan las abejas, muy completa a escala nutritiva. Es un líquido cremoso de color blanquecino compuesto mayoritariamente de agua (70%), proteínas de alto valor biológico muy ricas en aminoácidos esenciales (15%), vitaminas del grupo B y minerales importantes, incluyendo el fósforo, el cobre, el hierro, el azufre y el selenio. Las abejas alimentan con esta substancia a sus larvas durante los primeros días de vida. Las abejas reina toman durante toda su vida. Esto hace que tengan una esperanza de vida mucho más alta que las abejas obreras: 5 años en vez de tan sólo dos meses.

La acción antiséptica y antimicrobiana de la jalea real ayuda a nuestras defensas y hace más rápida la propagación de los glóbulos blancos. Se recomienda la toma de jalea real al inicio del otoño, momento en el que bajan las temperaturas y el organismo debe adaptarse al cambio y al descenso de los grados generales.

Cómo se tiene que tomar:

  • Jalea Real Top Formula, 20 viales
  • Jalea Real Bal-Sant Forte, 20 viales
  • Jalea Real Experto Sin Azúcares, 20 viales
  • Jalea Real Mega Total, 20 vialesGelea Reial Mega Total, 20 vials

1 botellita de Jalea Real Royal-Vit por la mañana en ayunas durante 20 días. Mirar las indicaciones en el embalaje del producto antes de consumirlo.

 

2. Própolis

Las abejas cosechan la resina de varios árboles y la mezclan con su propia cera, saliva y otras secreciones. Este masa, o propóleos, lo utilizan para sellar las grietas y cubrir el interior de su colmena.

El propóleo a veces se le llama «la armadura de la colmena», ya que contribuye a su higiene general evitando el desarrollo de una amplia gama de microorganismos, hongos y bacterias.

A raíz de la gran cantidad de ingredientes activos que contiene, el extracto de propóleos se utiliza principalmente como refuerzo del sistema inmunitario del cuerpo humano. Contiene hasta 300 compuestos activos, haciendo que su capacidad antioxidante sea la más alta disponible en cualquier producto natural.

Cómo se tiene que tomar:

  • Própolis extracto, 50ml

Adolescentes y adultos: de 20 a 30 gotas, de 2 a 3 veces al día. Una semana de tratamiento generalmente es suficiente. El tratamiento puede ampliarse hasta tres semanas, si es necesario. En este caso, se recomienda reducirlo y detenerlo paulatinamente. Mirar las indicaciones en el embalaje del producto antes de consumirlo.

 

3. Vitamina C

Los cítricos, el brócoli, las coles de Bruselas, la guayaba, las fresas, los tomates y los pimientos tienen esta vitamina inmune imprescindible. La ingesta de vitamina C natural es esencial para una dieta equilibrada y mantenerte saludable durante el cambio de estación.

Cuando se empieza a tener dolor de garganta va muy bien tomarse zumo de limón por la mañana, en ayunas, hasta que hayan desaparecido los síntomas. El limón puede parecer una fruta muy ácida a nivel de sabor pero tiene un sabor dulce agradable. Tomarse el zumo de un limón es un remedio natural, fácil y efectivo. Otra forma fácil de darle al cuerpo un extra de vitamina C es a través de un comprimido al día de vitamina C.

Cómo se tiene que tomar:

  • Vitamina C Plus, 90 comprimits

Tomar un comprimido al día durante el desayuno. Mirar las indicaciones en el embalaje del producto antes de consumirlo.

 

4. Immune Plus

Complemento alimenticio formulado especialmente para reforzar las defensas.

  • Immune Plus, 30 càpsules

Tomar 2 cápsulas al día, con un vaso de agua. Preferiblemente juntas y por la mañana. Mirar las indicaciones en el embalaje del producto antes de su consumo.

5 alimentos que ayudan a aumentar las defensas

 

1. Jengibre

El jengibre es un gran aliado en el aumento de la inmunidad. Es una raíz tropical relacionada con la cúrcuma y el cardamomo. Se pueden realizar infusiones o incorporar a la cocina para hacer una gran variedad de platos. Una manera efectiva de ingerir jengibre para reforzar las defensas es tomando una cucharada de jengibre crudo cortado en trozos pequeños mezclados con un chorrito de limón y un poco de salto. ¡Es una experiencia intensa pero muy eficaz!

 

2. Cúrcuma

La cúrcuma es originaria de la India y ha sido utilizada en ese país durante más de tres mil años. Tiene unas propiedades medicinales muy potentes y aporta al cuerpo un importante refuerzo del sistema inmunológico. La cúrcuma es conocida como un ingrediente clave en muchos currys pero se puede incorporar a la dieta de otras formas. Por ejemplo, puedes añadir una cucharadita de cúrcuma al arroz antes de que hierva junto con un poco de pimienta negra para potenciar aún más su efecto antibacteriano y antiviral. Le dará un toque de color a tu arroz y un sabor especiado, sutil y agradable.

También puedes añadir cúrcuma a tu smoothie de la mañana o tomarte un cúrcuma latte entre horas o antes de acostarse.

3. Ajo

Ya las primeras civilizaciones reconocieron el valor del ajo en la lucha contra las infecciones. Las propiedades inmunológicas del ajo provienen de su concentración en alicina. Este compuesto tiene propiedades antivirales, antifúngicas y antibacterianas. Es por eso que tomar ajo durante los períodos de cambio de estación y durante la temporada de frío es recomendable. Puedes incorporar el ajo a tus platos fácilmente, especialmente hervido en la sopa. En versión cruda es más eficaz. Un diente de ajo cortado en trocitos pequeños mezclado con miel es una manera fácil de tomar, ya que la dulzura de la miel esconde la potencia de sabor del ajo.

 

4. Cebolla

La cebolla está llena de nutrientes que aumentan la inmunidad tales como selenio, compuestos de azufre, zinc y vitamina C. Además, es una de las mejores fuentes de quercetina, un potente flavonoide y antioxidante que tiene propiedades antivirales y efectos reguladores de histamina .

 

5. Equinácea

La planta de echinacea fue originalmente utilizada por los nativos americanos para curar heridas, infecciones e incluso picaduras de serpientes. Es utilizada por millones de personas en todo el mundo para reforzar el sistema inmunológico en la lucha contra los resfriados y la gripe, y también se utiliza regularmente como agente para curar infecciones virales y bacterianas.

Hay varios compuestos activos contenidos en esta hierba, la clave se llama echinacina, un polisacárido que ofrece actividad antibiótica y antifúngica.

Puedes tomarlo en formato infusión. ¡La infusión de equinácea de Yogi Tea es buenísima!