La remolacha es una de las hortalizas más dulces. Hay a quienes les parece tener un sabor demasiado a tierra, otros son unos apasionados. La manera más común de comerla es en ensaladas aunque últimamente se ha puesto de moda usarla en hummus. El hummus de remolacha está delicioso, ¡no es de extrañar que muchas personas hayan tomado nota y se hayan hecho fans!

Pero más que del uso de la remolacha en la cocina, hoy os queremos hablar de sus beneficios para la salud. Hay 7 propiedades impresionantes que vale la pena comentar. Antes de empezar, hay que decir que como pasa con cualquier otro alimento, la remolacha por si misma no cura nada, sino que ayuda a la prevención como un alimento más en una dieta saludable y variada. Así que, tras leer la larga lista de propiedades de esta hortaliza de color espectacular, te animamos a incorpórala a tu dieta y aprovechar al máximo sus cualidades nutricionales.

 

  1. Las remolachas son buenas para el corazón

Tomarse una vaso de zumo de remolacha al día puede ayudar a reducir la presión arterial. Esto es debido a las nitratos que contiene. Quizás has oído que algunos alimentos procesados como la carne se les añade nitratos y eso es malo. Pero el ácido nítrico de los que hablamos aquí es naturalmente contenido en la remolacha, junto con otros compuestos como la vitamina C. La composición perfecta de vitaminas y minerales en la remolacha evitan que los nitratos se conviertan en algo negativo y aseguran poder gozar de todos sus beneficios. Entre ellos está el de mejorar el flujo sanguíneo del cuerpo, lo que ayuda a mover el oxígeno y a mejorar la presión arterial.

 

  1. La remolachas pueden ayudar a mejorar la resistencia atlética

Sus beneficios de oxigenación hacen de la remolacha una muy buena amiga de las personas a quien les gusta hacer deporte. Beber zumo de remolacha antes de empezar a hacer ejercicio puede ayudar a reducir la fatiga y mejorar la resistencia. Si eso significa menos agujetas… ¡vale la pena probarlo!

 

  1. Las remolachas ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo

La sociedad en países desarrollados como el nuestro tiene un problema generalizado de inflamación global del cuerpo. Esta inflamación es en muchos casos la causa inicial de problemas mayores. Es importante mantener la inflamación del cuerpo a ralla. Las verduras y frutas, con sus infinitas propiedades, ayudan a desinflamar. En el caso de la remolachas la betalaína es el compuesto que más ayuda en esta ámbito. Sus efectos antiinflamatorios son realmente positivos y marcan una diferencia.

 

  1. Las remolachas pueden mejorar la salud digestiva

Las remolachas son ricas en fibra y la ingesta de fibra es indispensable para poder gozar de una buena salud intestinal. La fibra en la remolacha resiste la digestión en el estómago y el intestino delgado y viaja más o menos intacta al colon, donde las bacterias intestinales la fermentan y la usan como alimento. Comer fibra ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre y a disminuir el colesterol en la sangre.

 

  1. Las remolachas son buenas para el cerebro

Como hemos comentado, las remolachas contienen ácido nítrico que ayuda a la oxigenación de la sangre. Esto también tiene un efecto positivo a nivel de la función cerebral. Adicionalmente, este ácido refuerza el sistema inmunológico y ayuda a combatir bacterias que atacan al cerebro y que destruyen células y tejidos hasta favorecer la aparición de demencias.

 

  1. Las remolachas tienen propiedades para combatir el cáncer

Uno de los problemas resultantes de vivir con una inflamación del cuerpo generalizada puede ser la aparición de cáncer. Las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de las remolachas protegen las células de los radicales libres. Más específicamente, la betanina en la remolacha se ha estudiado por su capacidad para proteger contra el cáncer. Algunos investigadores incluso ven el potencial de usar extracto de remolacha como uso médico en pacientes de cáncer.

 

  1. Las remolachas refuerzan el sistema inmunológico

Las remolachas son ricas en zinc, cobre y vitaminas A y C, todos nutrientes que se sabe que fortalecen el sistema inmunológico. En los tiempos que corren, este punto es muy importante. Tener un sistema inmunológico fuerte nos ayuda a combatir virus i bacterias. Así que te invitamos a beber muchos zumos de remolacha. Y si no eres una persona a quien le apasione hacer zumos cómetela cruda, asada, frita, cocida, al vapor, a la plancha, en ensaladas, en hummus… da igual cómo!

 

Artículo relacionado:

Tostadas sin gluten con paté de remolacha y manzana